Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Artículo Invitado

Correo electrónico Imprimir PDF
ayotzinapa

México al Banquillo de los Acusados

*Un Riesgo a sus Puertas por el Caso Ayotzinapa

*Los Obstáculos del GIEI Para Desarrollar su Labor

*Hubo Reticencias, Intromisiones y Desencuentros

*Urge la Reconstrucción Cabal de la Verdad Histórica

POR ALEJANDRO ZAPATA PEROGORDO

Los trágicos acontecimientos del 26 de septiembre del 2014, bautizados ahora como el “Caso Ayotzinapa”, donde desaparecieron 43 estudiantes y otras seis personas perdieron la vida, ha dado la vuelta al mundo, se le considera un asunto emblemático, vinculado con el horror y, por supuesto, ha colocado en entredicho la voluntad y capacidad del gobierno mexicano en torno a la violación de los derechos humanos y la aplicación de la justicia.

Ha culminado la tarea del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, dejando un informe de más 600 hojas, mediante el cual lanza severas críticas en relación a los obstáculos que tuvo para desarrollar su labor, señalando contradicciones en la investigación, reticencias, intromisiones y desencuentros por parte de las autoridades mexicanas, lo que constituye una seria acusación ante la comunidad internacional en contra de México.

Tal revelación ha dado pauta para diversos pronunciamientos. El Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, Rupert Colville, alentó al gobierno mexicano a comprometerse con el mecanismo de seguimiento; así mismo, el vocero del Departamento de Estado norteamericano John Kirby, felicita al GIEI y pide a México evaluar y seguir las recomendaciones sugeridas en el informe, dar apoyo a las familias de las víctimas y llevar ante la justicia a los responsables; además de algunos congresistas demócratas que criticaron duramente la conducta de las autoridades mexicanas, Norma Torres, de California, sostuvo que el gobierno hizo lo contrario para hallar la verdad y, por su parte Luis Gutiérrez, por el Estado de Illinois señaló que la corrupción y la violencia de esta magnitud en cualquier lugar ponen en peligro los derechos humanos.

Pues bien, el caso Ayotzinapa además de emblemático resulta sumamente revelador, será sin duda un asunto utilizado para poner a México en el banquillo de los acusados en el ámbito internacional, en tanto que no es únicamente la atrocidad de los hechos suscitados, sino además el cuestionamiento puesto sobre la mesa consiste en la falta de voluntad del gobierno mexicano para encontrar la verdad histórica, que si bien no se trata de una acusación directa en ese sentido, así se desprende del propio informe.

Por lo visto, el asunto puede escalar a otras magnitudes, en consecuencia y aún con el demerito y descrédito que tenemos ante la comunidad internacional, es menester que el gobierno se ponga las pilas y aclare de una vez por todas el caso, que sin duda tiene muchas aristas y difícilmente será plenamente aceptado, no obstante es necesario reconstruir la verdad histórica con elementos sólidos, creíbles y bien cimentados. De otra manera éste y muchos otros casos similares, serán causa, motivo y sustento de formales recriminaciones.

Escribir un comentario