Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Los Dados de Dios

Correo electrónico Imprimir PDF
ine.

Ya Basta de Latrocinios Electorales Disfrazados

*Castigo Ejemplar a Quien se Apoderó de la Lista Nominal

*Y no se Vale que los Partidos Solapen Delitos Electorales

*Hay Estreno, en esa Materia, de la Ley Aprobada en 2014

POR NIDIA MARIN

Una vez más los partidos políticos están en el ojo del huracán una vez que los consejeros electorales Benito Nacif, Enrique Andrade y Ciro Murayama denunciaron que la lista nominal había sido colocada (seguramente para su venta) en Amazon.

No es la primera vez que esto sucede. Se habían presentado dos casos más, uno durante el mandato al frente del IFE de José Woldenberg y otro más cuando era presidente consejero Leonardo Valdés Zurita. Al parecer en aquellos tiempos hubo una multa, pero no un castigo más severo para el pillo perteneciente a un partido político.

En aquellos años ya existía la Fiscalía Especializada para Delitos Electorales (inició en 1994) pero las normas eran laxas. En la actualidad este ministerio público de la federación tendrá que abocarse al caso ya denunciado por el Instituto Nacional Electoral.

Hoy, sin embargo (¡ya basta de latrocinios!) sí es el primer caso que se tendrá que dilucidar a la luz de la Ley General en Materia de Delitos Electorales publicada en el Diario Oficial de la Federación el 23 de mayo de 2014 protege los documentos públicos electorales:

“La credencial para votar, los listados nominales, las boletas electorales, la correspondencia que circule bajo franquicia del Instituto Nacional Electoral o de los Organismos Públicos Locales Electorales, las actas de la jornada electoral, las relativas al escrutinio y cómputo de cada una de las elecciones, paquetes electorales y expedientes de casilla, las actas circunstanciadas de las sesiones de cómputo de los consejos locales y distritales, y las de los cómputos de circunscripción plurinominal, los formatos aprobados por el Instituto Nacional Electoral o los Organismos Públicos Locales Electorales que tengan como propósito acreditar un acto electoral conforme a la legislación aplicable y, en general todas las actas y documentos expedidos en el ejercicio de sus funciones por los órganos del Instituto Nacional Electoral o de los Organismos Públicos Locales Electorales;”.

Señala en el caso de los delitos electorales:

Artículo 4. El Ministerio Público, en todos los casos, procederá de oficio con el inicio de las investigaciones por los delitos previstos en esta Ley.

Artículo 5. Tratándose de servidores públicos que cometan cualquiera de los delitos previstos en esta Ley, se les impondrá, además de la sanción correspondiente en el tipo penal de que se trate, la inhabilitación para ocupar un empleo, cargo o comisión en el servicio público federal, local, municipal o de los órganos político-administrativos de las demarcaciones territoriales del Distrito Federal, de dos a seis años y, en su caso, la destitución del cargo.

Artículo 6. Las penas previstas en los delitos de este Título se aplicarán con independencia de la sanción establecida para los tipos penales que concurran en la comisión de los delitos previstos en esta Ley.

Además el Artículo 7 señala: “Se impondrán de cincuenta a cien días multa y prisión de seis meses a tres años, a quien:

“XI. Se apodere, destruya, altere, posea, use, adquiera, venda o suministre de manera ilegal, en cualquier tiempo, materiales o documentos públicos electorales.”

Y también:

“XII. Se apodere, destruya, altere, posea, adquiera, comercialice o suministre de manera ilegal, equipos o insumos necesarios para la elaboración de credenciales para votar.

Si el apoderamiento se realiza en lugar cerrado o con violencia, se aumentará hasta un tercio de la pena. Si éste se realiza por una o varias personas armadas o que porten objetos peligrosos, a la pena señalada se aumentará hasta en una mitad;”

DE PENAS AJENAS

Da pena ajena que los partidos políticos pongan el grito en el cielo porque les retiran los datos personales en las listas nominales. Dan tristeza los gritos y sombrerazos porque ya no contarán con el domicilio de los electores (¿para qué lo quieren?). Y da coraje que se indignen porque solamente tendrán acceso a las terminales de cómputo del Instituto Nacional Electora para que no se les entregue la información en medios magnéticos.

En tal sentido el INE debe ser inflexible. De ahí que sean certeras las palabras de Lorenzo Córdoba Vianello la semana pasada al señalar “que las indagatorias para resolver el uso indebido del Padrón Electoral avanzan y seguirán avanzando con pasos firmes, porque el profesionalismo con el que se ha actuado nos ha permitido identificar la huella electrónica, la huella digital, que corresponde a la Lista que ilegalmente fue puesta a disposición pública en un portal de internet”.

Aclaró también que la filtración ilegal de la Lista Nominal de Electores no fue producto de alguna negligencia o irrupción indebida a las bases de datos del Padrón Electoral, ya que “los mecanismos de protección informática que el INE y la Dirección Ejecutiva del Registro Federal de Electores han implementado para blindar la información confidencial de millones de ciudadanos han funcionado de manera clara y absoluta”.

El miércoles pasado el dirigente partidista Dante Delgado Ranauro admitió que fue la lista nominal entregada al Partido Movimiento Ciudadano la que se subió a la red (cero y van dos) pero culpó a la empresa Amazon y a quien descubrió el hecho (Chris Vickery) de ser los responsables de hackeo. ¿Hay reincidencia y agravamiento de la falta? Las autoridades correspondientes los decidirán.

Es probable que cuando se publique esta información ya se hayan tomado las decisiones conducentes. ¡Ojalá!, por la salud de este país y para que no cuando una mayor desconfianza en quienes aun creemos en el voto.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

 

Escribir un comentario