Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

La Iglesia se Automarginó y sus Representantes “nos Hemos Acomplejado”: Alberto Suárez Inda

Correo electrónico Imprimir PDF

alberto_suarez_inda

*“Compañero” de Morelos, el Nuevo Cardenal, Reconoce el Déficit Espiritual

*Lo Atribuye a la Separación Estado-Iglesia y a la “Mundanidad” Eclesiástica

POR JESÚS MICHEL NARVÁEZ

Con 51 años de ministerio, “compañero” de Morelos por haber estudiado en el Seminario de Morelia y con un vasto conocimiento de los Sentimientos de la Nación, que “cobran validez en nuestros días”, el nuevo cardenal mexicano, Alberto Suárez Inda, reconoce que la “separación Estado-Iglesia” es parte del déficit espiritual que se vive en el país.

 

También admite que la Iglesia se ha automarginado y sus representantes “nos hemos acomplejado”

Cuarto cardenal nacido en Guanajuato y obispo de la Arquidiócesis de Morelia, que vestirá de color púrpura a partir del 14 de febrero, habla a MISIÓN POLÍTICA y desecha que en su vida haya “tenido inclinaciones políticas”.

Hombre de fácil palabra, de conocimientos plenos, con Don de Gentes sin discusión, el nuevo cardenal no rehúye las preguntas, por difíciles que éstas sean.

MP.- El Papa dijo hace un par de semanas casi regañando a los representantes de la iglesia que andaban en un déficit espiritual. ¿Cómo entender que los sacerdotes, los representantes de la iglesia se hayan alejado un tanto cuanto de los seres humanos a los que deberían de estar guiando?

ASI.- Esto es una condición humana. Jesucristo siempre llama a la conversión, la iglesia tiene que purificarse porque estamos en medio del mundo y no estamos exentos de contaminarnos por la mundanidad como lo llama el Papa Francisco, el espíritu contrario al evangelio es el egoísmo, la pereza, la cobardía, la corrupción, todos estamos expuestos a eso y debemos ser muy sinceros en nuestro examen de conciencia pero el Papa al hablar de las enfermedades, habló del remedio y de la curación.

“Todo en la Iglesia y en el mundo tiene remedio, si abrimos el corazón a la acción del espíritu, de manera que no debemos ceder al pesimismo y pensar que ya está todo echado a perder y no hay remedio”, dice.

MP.- ¿Cómo siente en estos momentos la presencia de la iglesia en México?

ASI.- La presencia de la iglesia en México siempre ha sido significativa porque se ha tratado desde los primeros misioneros de sembrar el evangelio para que la cultura dignifique, para que los hombres de esta patria con sus cualidades tanto los indígenas como los mestizos, vivieran con dignidad, en fraternidad, con la alegría de ser hijos de Dios. La iglesia tiene esta misión de purificar y dignificar la Cultura, aquí tenemos el grandísimo ejemplo de Vasco de Quiroga quién supo apreciar las cualidades de los indígenas y él decía que eran maleables, que se podían moldear, de manera que cuando se trata bien a las personas, se les puede inspirar, se les puede animar a que mejoren su vida a que vivan la alegría, de participar de una vocación como la cristiana.

MP.- ¿El déficit espiritual podría deberse a la separación Iglesia-Estado?

ASI.- Yo creo que mucho tiene que ver en la historia. Ha hecho mucho daño que se excluya de la educación todo el evento trascendente no solo del catolicismo sino cualquier idea religiosa, un laicismo exacerbado, lleva al hombre a degradarse y por otro lado, otra situación que ha influido en México es el antagonismo que no nos permite vivir en paz, dialogar y llevar una actitud más serena, más respetuosa y por parte de la Iglesia a lo mejor una automarginación, nos hemos acomplejado y no nos atrevemos a hacer presencia valiente, con respeto a la autonomía de las instituciones, con una oferta atractiva de nuestra propuesta del evangelio.

MP.- Se presume Cardenal que quien es católico o creyente dejaría el mal para actuar siempre en el bien, ¿cómo advierte usted como obispo de Michoacán que el mal haya permeado tanto en la sociedad michoacana y se esté viviendo con tanta violencia en su Estado?

ASI.- Es una paradoja Es realmente un contraste inexplicable, quizá lo que se explica es que la formación cristiana ha sido deficiente, desde las familias, desde las parroquias, desde la escuela, no hemos cuidado la formación de las personas con profundidad, con verdadera conciencia social, porque el cristianismo no nada más consiste en rezos o tradiciones folklóricas, sino sobre todo, de un compromiso, de una vida coherente y de una entrega a los demás buscando la felicidad, no acaparando dinero, no en abusar de los demás sino de ponerse al servicio del evangelio.

MP.- Ahora tiene usted una autoridad moral mucho más elevada con esta responsabilidad Cardenal, ¿Qué le diría usted a sus feligreses en Michoacán para que el estado o en los municipios donde hay problemas vuelvan al redil adecuado?

ASI.- Yo creo que es importante la participación ciudadana, yo creo que no podemos dejar todo a los gobernantes, claro que esperamos elegir en este año a buenos alcaldes a buenos gobernadores a buenos diputados en este proceso tan importante, pero necesitamos que todos los ciudadanos cobren conciencia de su responsabilidad y que desde la familia y que desde las estructuras intermedias reconstruyamos un tejido social de respeto de justicia, de solidaridad.

LA FIGURA DE MORELOS  Y LOS SENTIMIENTOS…

Monseñor Alberto Suárez Inda, es el octavo arzobispo de Morelia desde el 23 de febrero de 1995.

Y domingo 4 de enero del 2015, después del Ángelus, el papa Francisco anunció su creación como Cardenal de la Santa Iglesia Romana en el Consistorio del 14 de febrero de 2015, siendo el primer Arzobispo a cargo de esta Arquidiócesis en recibir esta distinción.

MP.- Es un privilegio ser cardenal, pero también una enorme responsabilidad, ¿Cómo lo siente usted?

ASI.- Es una responsabilidad más que un privilegio, por la tarea enorme de participar en este Colegio de Consultor del Papa y hacer presente de alguna manera la iglesia de Roma en mi diócesis y en la iglesia universal, formar parte de un Colegio verdaderamente Ecuménico porque hay hombres de todos los países y los cinco continentes.

MP.- ¿Cardenal usted no estudio en alguna de las escuelas o similares donde estuvieron Hidalgo o Morelos?

ASI.- Sí. Estudié en el seminario de Morelia durante cinco años donde Morelos fue uno de los primeros alumnos en su fundación en 1870, Hidalgo estudió en el Colegio de San Nicolás donde se formaban los clérigos en los tiempos de Vasco de Quiroga. Al seminario de Morelia se le puede llamar cuna ideológica de la Independencia.

MP.- ¿Le transmitió algo el fantasma o la figura de Morelos?

ASI.- Tiene muchos valores dignos de ser considerados, los Sentimientos de la Nación actualizados tienen vigencia, tienen valor de la justicia social y en cuanto al respeto de los valores más profundos del ser humano.

MP.- ¿En su vida ha habido la intención de hacer política?

ASI.- Todos tenemos que hacer política, en el buen sentido, de interesarnos por la sociedad pero yo no soy por vocación un hombre de partidos políticos, ni en contra ni a favor, mi misión de sacerdote es muy clara en cuanto a inspirar y alentar la participación ciudadana de los feligreses y yo como persona tengo derecho a votar pero hasta ahí. Lo tengo prohibido por la Constitución y soy respetuoso de eso, de opinar y de inclinar la balanza, pero sí despertar la conciencia de que seamos muy cuidadosos al seleccionar a los candidatos con personas capaces y que sean honestas y que sepan buscar buenos colaboradores y no sentirse absolutos.

Michoacán tiene nuevo cardenal. Será ungido mañana, 14 de febrero, y lucirá el color púrpura que solamente 112 humanos portan. Allá, en Roma, Alberto Suárez Inda se “pondrá a las órdenes del Papa”.

cuesta_de_enero

Escribir un comentario