Subasta por la Red 4G y 5G: Nueva Inversión e Infraestructura en México

Imprimir
celular

Por Luis Miguel Martínez Anzures

Hablar de las Telecomunicaciones, en especial de la telefonía celular y transferencia de datos móviles en México, es hablar de la modalidad con que se desarrollarán los negocios en la nación y cualquier actividad productiva en el país.

En la actualidad no hay actividad estratégica que no necesite de la internet y de la telefonía celular para llevarse a cabo. En este contexto, es que la subasta por la red 4G y 5G cobra especial relevancia al ser nuevos actores los que inviertan en el espectro antes referido y no el gigante de la telefonía en el país.

 

Las compañías AT&T y Telefónica MOVISTAR, se adjudicaron en días pasados los 6 bloques de espectro de la banda de 2.5 gigahertz (GHz) para servicios móviles de voz y datos. De acuerdo con información prospectada por especialistas en la materia, se calcula que este espectro generará 44 mil 400 millones de pesos para el Estado mexicano durante los próximos 20 años, incluyendo la contraprestación y los derechos anuales, convirtiéndolo en uno de los tres sectores productivos, más rentables en inversiones en México.

A través de un comunicado dado a conocer a la opinión pública, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) explicó que el operador de origen estadounidense  AT&T, se adjudicó cuatro bloques de 20 megahertz (MHz) cada uno, por lo que tendrá que pagar mil 400 millones 101 mil 288 pesos.

Esta cifra integra el pago de mil 400 millones de pesos definido en la etapa de adjudicación, así como, los más de 100 mil pesos de la etapa de asignación.

Por su parte, Telefónica se hizo acreedora de dos bloques de espectro, cuyo costo asciende a 700 millones de pesos. Una inversión menos cuantiosa respecto, a la ejercida por la empresa estadounidense AT&T que, sin embargo, busca posicionar a la marca española como la tercera en el marcado nacional después de la irrupción en el mismo de la compañía americana.

Por lo anterior, Telefónica se mostró contento con su inversión. Representantes de la marca comentaron lo siguiente:

“Los bloques de espectro adquiridos por Telefónica México benefician a los consumidores de manera inmediata, al tener equipos terminales actualmente disponibles en el mercado. Las nuevas frecuencias tendrán concesión hasta el año 2038, permitiendo consolidar la conectividad, el liderazgo tecnológico y comercial de Telefónica, a través de su marca Movistar, en el mercado de comunicaciones móviles mexicano”.

Sin embargo, la empresa subrayó que los derechos de uso (es decir de la infraestructura) que se deben pagar anualmente y de forma adicional a la contraprestación, hacen que el costo de este espectro sea muy elevado, por lo que se podría suponer que los precios en los planes y servicios de la compañía no ofrecerán un beneficio inmediato para el consumidor.

Otro dato significativo fue que, en el reporte de actividad de la presentación de ofertas, el IFT detalló que el precio de cada uno de los bloques ascendió a 350 millones de pesos, en tanto que el precio de asignación final, que define dónde irá cada uno de estos bloques, fue de 101 mil 288 pesos. Grandes cifras que significan ingresos sustantivos para el erario público.

Desde abril de este año, se dio a conocer, que solo dos de los cinco interesados que inicialmente mostraron su intención, participarían en esta subasta, al ser los únicos que entregaron la documentación correspondiente dentro del plazo previsto.

De esta manera, ha trascendido que América Móvil (que compró 60 MHz de este espectro a MVS - y Altán Redes), no participarían en esta licitación, debido a esta operación bursátil.

¿Para qué sirven los espectros licitados por el IFT?

A través del espectro que se está licitando se podrán ofrecer servicios de cuarta (4G) y hasta quinta generación (5G) de telefonía móvil, que permiten a los usuarios contar con mayores tasas de descarga de datos y acceder a soluciones de internet de las cosas (IoT) de baja latencia , es decir, con poca demora en la recepción de datos, señaló el organismo gubernamental de telecomunicaciones.

El IFT destacó también que, en un plazo de 4 años, los ganadores de este espectro tendrán que ofrecer servicios en 200 de las 557 poblaciones de entre mil y 5 mil habitantes, que aún no cuentan con servicio móvil. Lo que garantiza el crecimiento y la inversión en infraestructura a nivel nacional que hasta antes de esta importante licitación solamente era ofrecida a través de América Móvil de Carlos Slim.

Esta noticia es trascendental para el desarrollo de las inversiones extranjeras y el fortalecimiento de la competencia entre empresas en el ramo de la telefonía celular, ya que será el consumidor el que reciba los beneficios de este fenómeno.

Además de esto, las empresas en comento deberán cubrir al menos 10 de las 13 zonas metropolitanas del país con más de un millón de habitantes, con infraestructura propia en la banda de 2.5 GHz; y cubrir troncales carreteras asociadas a cinco zonas económicas especiales decretadas por el Gobierno Federal, en un plazo máximo de cuatro años.

Lo anteriormente descrito, se desarrolla en el contexto de completar el despliegue de la red 4G LTE que dará cobertura a 100 millones de personas en México, lo cual en voz de expertos en la materia, haría ver que, el espectro adicional (licitado) será clave para continuar innovando en beneficio de los consumidores mexicanos y los productos tecnológicos que estén por llegar al mercado nacional, beneficiando de esta manera el flujo de capitales y las transacciones económicas digitales.