Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Los Caros “Festejos” Campesinos de Manuel Cadena

Correo electrónico Imprimir PDF
rosario_robles

*Por la Estafa Maestra, la Mirada en Emilio Zebadúa

*Investigará Bartlett Concesión de Medidores Digitales

Por Jesús Michel Narváez

Encabezados por Manuel Cadena, subsecretario de Gobierno de la Secretaría de Gobernación y secundado por Armando Ríos Piter, coordinador de delegados de la propia dependencia, el grupo de dirigentes campesinos que reclaman apoyos para sus agremiados, decidieron iniciar el diálogo político en uno de los restaurantes más caros de Paseo de la Reforma, esquina con Niza y disfrutaron de los buenos vinos que, Cadena, cata y bien.

 

El dirigente que resaltó por sus exabruptos, su ronca voz y por su fino sombrero “rancheros-texanos” de palma: Álvaro López Ríos de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas.

Los seguidores o campesinos controlados por López Ríos estaban bloqueando Bucareli, allí frente al Palacio de Cobián. En su plantón se instalaron “cocinas comunitarias” en las que también se daban bebidas alcohólicas, nada finas, para bajarse los guisados de pollo y carne de cerdo.

Su dirigente, en cambio, bebía tinto de la Ribera del Duero cuyo nombre espanta por el precio en restaurante: Vega Sicilia. Nadie informó si era barrica o si correspondía a la especial reserva única. No importa. Porque de todas formas son tan caros que agujeran cualquier cartera de marca. Lo que sí importa es que no se sepa degustar y que se compare con la “Sangría Sol”.

¿Qué se dialoga al calor de las copas y las buenas carnes añejadas?

¿No es suficiente la oficina del subsecretario de Gobierno?

Son preguntas al aire, porque nunca tendrán respuesta y menos de Manuel Cadena, uno de los sepultureros del inexistente Grupo Atlacomulco y cuyo sueño dorado no se concretará: ser gobernador del Estado de México.

El dirigente de la UNTA ya encontró el camino y no hay mes en el que no realice su plantón. Algo que no se explica y menos se publicita son los acuerdos a que llegan las autoridades federales con el dueño del organismo campesino.

Porque cuando arriba con sus huestes a Bucareli lo hace para presionar al Gobierno de las República que, seguramente, le concede parte de lo que exige a fin de levantar los plantones a los que ya tiene acostumbrados a los dos secretarios de Gobernación de este sexenio: Miguel Ángel Osorio Chong, que ya se fue y Alfonso Navarrete Priva, que se quedó en su lugar.

Podría entenderse el interés del hidalguense en tener “contento” a López Ríos. Su búsqueda por ser candidato presidencial lo llevó a los extremos que adquirir compromisos a cambio de supuestos votos y para lograrlo no reparó en otorgar concesiones.

De Navarrete sorprende su tibieza y la forma en que permite o deja hacer a Cadena con personajes que no dignifican la política. Porque el también mexiquense no tiene futuro político en los próximos seis años. Quiso sí, ser tomado en cuenta para la “grande” pero lo más que consiguió fue el ascenso en el organigrama del Gobierno Federal, al pasar de la ineficiente Secretaría del Trabajo a la que tiene la responsabilidad de la seguridad del país y a la que se le escapó el control desde hace dos años. Baste mirar las cifras de homicidios dolosos, el crecimiento del Cártel Jalisco Nueva Generación y la pelea que sostiene con los de Sinaloa y el Golfo.

Sin embargo, nada de eso importa. Lo que tiene “valor real” es atender a los “representantes de los campesinos” que exigen, con justicia, que se les mejore el trato que les otorga el Gobierno de la República.

¿Exigir dádivas a cambio de la “paz social” en el campo es el trabajo de López Ríos?

Todo indica que sí.

Supongo que hace su guardadito para “resistir” el cambio de gobierno que, por lo anunciado, no tendrá compasión con quienes medran con la tragedia de los campesinos y el campo mexicanos.

METEORITOS

¿Quién fue el que soltó la jauría e informó de la Estafa Maestra para poner en vilo a Rosario Robles? Tengo el nombre, pero no vale la pena revelarlo. Le puedo asegurar que el personaje está arrepentido porque su objetivo quedó trunco y ahora la titular de la Sedatu está navegando en aguas procelosas y sin capitán en su embarcación. *** Por cierto, me informa una fuente digna de todo crédito, que las investigaciones sobre el presunto desvío de recursos hacia diversas universidades para la realización de estudios, de diversa índole, se están enfocando en Emilio Zebadúa, oficial mayor de la dependencia. Me dicen también que de Sedesol solamente salió el 13 por ciento de lo que se afirma constituyó la Estafa Maestra. Algo es algo ¿o no? *** Aunque no se ha dado a conocer oficialmente, se sabe que en el IMSS hay una revisión a fondo de los contratos de obra que fueron otorgados por invitación durante las gestiones de José Antonio González Anaya y Mikel Arriola Peñalosa. De acuerdo con la información que flota, dentro del Instituto se había constituido un “enjambre de corrupción” que recaía en los funcionarios del área correspondiente. Diría que se han tardado en encontrar le hilo de la madeja y si Miguel Tufic Ortega logra desenredarla muchos nombres de contratistas y una docena de exempleados del Seguro Social saltarán a la palestra. La llegada del nuevo gobierno obliga a los funcionarios actuales a limpiar la casa antes de que lleguen los sucesores y la encuentren llena de hollín.

BRILLA EL SOL

Manuel Bartlett Díaz, a quien le ha llovido sobre mojado, tiene ideas que pueden servirnos a los consumidores. Por ejemplo, revisar el contrato por el cual se otorgó a IUSA la producción e instalación de medidores digitales y que resultó un atraco a los bolsillos de los usuarios. Sin olvidar el pasado del poblano y admitiendo que la historia no se olvida ni se borra, tiene en sus manos la oportunidad de demostrar que aquello que ocurrió no es su forma personal de actuar. Ojalá y no me equivoque. *** Después de las elecciones para la renovación en el Congreso de Hidalgo, en las filas de lo que queda del PRI en la entidad, en donde de 18 distritos perdió 17, se habla de que con David Penchyna como candidato tricolor en los comicios para gobernador que ganó Omar Fayad, las cosas hubieran pintado de otro color. Será el sereno, pero ahora el que tiene que lidiar con alcaldes opositores y diputados morenos, es el mandatario Fayad. No se vislumbra una calma chicha en los próximos tres años. *** El presidente de la Federación Centro Coparmex, Gerardo Trejo Veytia, manifiesta que confía en que durante el próximo gobierno se instale el Consejo Fiscal Independiente, porque sería el contrapeso para impedir que los dineros públicos se destinaran a rubros no etiquetados. “Deberá discurse al inicio del siguiente sexenio para que se encuentren los mecanismos adecuados”, revela. El CFI es una propuesta del sector privado que viene de años, pero siempre ha sido ignorada. ¿Prosperará en el régimen anticorrupción? El tiempo lo dirá.

E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla , Twitter: @jesusmichelMx

Escribir un comentario